Problemas dentales, falta de hábitos saludables

PROBLEMAS DENTALES

Debido a la falta de hábitos que fomenten el cepillado y cuidado de los dientes, las enfermedades bucales no sólo afectan la zona de la boca, también impactan diversas partes del organismo del ser humano; por eso es importante tener una correcta higiene que garantice la eliminación de bacterias.

Cuando no existe una correcta higiene, los restos de comida generan bacterias dentro de la zona bucal, culpables del mal aliento y de las infecciones e inflamaciones como la gingivitis y la caries. Para evitar estos padecimientos, es importante fomentar una rutina diaria de higiene bucal, es decir, lavar los dientes por lo menos tres veces al día, cambiar cada dos meses el cepillo dental, utilizar hilo dental a partir de los seis años de edad y por supuesto, visitar al médico regularmente.

“Es muy importante contar con una sonrisa blanca y saludable”

1.- Caries: Infección que todos conocemos, una grieta que se presenta en los dientes causada por los ácidos de los alimentos en descomposición. Regularmente se registra en la parte exterior, puede afectar el nervio, ocasionar dolor agudo e incluso perder la pieza dental.

2.- Sarro: Aparece en la superficie de los dientes y en las encías, provocando el sangrado, mal aliento y hasta la pérdida de piezas dentales. Su principal causa es una higiene inadecuada que provoca que las bacterias no eliminadas se acumulen generando la conocida placa dental que a la larga se convierte en sarro.

3.- Dientes con manchas: Es importante considerar que cada persona tiene los dientes de un blanco distinto y su evolución es diferente en cada uno. Su color es definido por el color de la dentina y por el grosor y calidad del esmalte; puede verse alterado por una higiene deficiente, por el uso de medicamentos y por el consumo de tabaco, café, té y vino tinto, entre otros.

4.- Gingivitis: Generada por un mal cepillado de dientes, el escaso uso de hilo dental y el tabaquismo. Consiste en la inflamación de las encías causada por un proceso infeccioso y por la acumulación de placa bacteriana y sarro. Si no es atendida a tiempo, puede afectar el hueso y convertirse en una periodontitis. Sus principales síntomas: sangrado, inflamación, enrojecimiento, sensibilidad al frío y mal aliento.

5.- Periodontitis: Es una infección progresiva de las encías y pérdida del hueso alrededor del diente, lo que provoca que el desprendimiento de las piezas dentales. En la mayoría de los casos, es consecuencia de la acumulación prolongada de placa bacteriana y sarro en los dientes. Sus síntomas principales son: enrojecimiento intenso de la encía, inflamación sin dolor y sangrado leve al comer o durante el cepillado.

6.- Cáncer bucal: Se manifiesta a partir de cualquier llaga, inflamación o ulceración que dure mucho tiempo. Algunos factores de riesgo que detonan su padecimiento son: tabaquismo, alcoholismo, dieta deficiente en vitaminas A, E, C o hierro, una infección viral o la exposición excesiva al sol.

7.- Halitosis: Una mala higiene bucal, caries y el tabaquismo son las causas del mal aliento en los adultos. Es importante visitar al dentista para que realice un diagnóstico y recete el tratamiento adecuado.

Tu boca se ve expuesta cada día a múltiples situaciones que pueden provocar serios problemas y enfermedades, la clave para su prevención es tener una correcta higiene. Para mantener una sonrisa perfecta durante toda nuestra vida no basta solo con iniciar un tratamiento de ortodoncia, es necesario también ser meticulosos con la higiene bucal, disminuir el consumo de alimentos perjudiciales para nuestros dientes y seguir en todo momento los consejos y recomendaciones de los profesionales. Recuerda que los padecimientos bucales son un problema de salud pública, por lo que es urgente atenderlos a tiempo y conservar una imagen pulcra ante las cámaras y las personas que te rodean.

Beneficios que conlleva tener una sonrisa perfecta.

  • Mejora nuestra seguridad, aumenta nuestra autoestima, y nos abre muchas puertas. Sin duda alguna, una bonita sonrisa es tu mejor carta de presentación.
  • La correcta alineación de tus dientes favorece a que las encías se ajusten mejor, y por tanto, mejora la salud y disminuye la posibilidad de padecer enfermedades en las encías.
  • La higiene bucal diaria ayuda a mantener tus dientes perfectamente posicionados, ya que podrás llegar a todos los rincones de tu boca con más comodidad, evitando que los alimentos se acumulen menos.
  • Los mecanismos de auto-limpieza de la boca también resultan más efectivos, debido a que el contacto de los labios, mejillas y lengua con los dientes se ve favorecido al estar estos bien alineados.
  • Masticarás y hablarás mejor si tus dientes se encuentran a su correcta posición.
  • El desgaste que sufren los dientes es menor cuanto mejor sea su posición.

Quizás también te interese...

 

 

CAIFANES