El agua y sus beneficios

AGUA

Parece increíble que un líquido cristalino, sin sabor, aroma ni color, sea una especie de “súper-elemento” esencial para la existencia humana. Es capaz de pasar por todos los estados posibles: sólido, líquido y gaseoso., el agua tiene un sinfín de propiedades y funciones, sin las cuales no sería posible la vida.

El agua aporta oxígeno al organismo, regula la temperatura del cuerpo, elimina las toxinas y es una fuente de energía. Estas cualidades no las tiene ninguna otra bebida como café, té, refrescos ni mucho menos el alcohol, justo a la inversa el agua deshidrata al cuerpo.

Sus propiedades lubricantes contribuyen al buen funcionamiento de las articulaciones, tubo digestivo y tejidos mucosos en general. Sus cualidades de amortiguación la convierten en una efectiva barrera de protección contra golpes u otro tipo de agresiones y en aquellos órganos más frágiles o expuestos. Por ejemplo, el feto está rodeado de líquido amniótico, el cerebro de líquido cefalorraquídeo y así muchos otros.

El agua es también una fuente de juventud, con los años la piel pierde humedad con mayor rapidez, lo que favorece que se formen arrugas, esto no le sucede a personas que consumen un litro y medio de agua al dia., al mantener el cutis debidamente hidratado se conserva su elasticidad y retrasa la aparición de los signos del envejecimiento.

Las personas que practican algún deporte, que se ven sometidas a condiciones extremas de sequedad ambiental o que presentan sudoración excesiva, deben consumir incluso mayor cantidad de agua y en algunos casos, preferir aquellas enriquecidas con minerales y otros suplementos.

A medida que avanza la edad, el consumo debe ir en aumento, ya que el organismo requiere de más ayuda para realizar sus funciones. Como si esto no fuera suficiente, el agua también ayuda a conservarse delgado: al eliminar las toxinas hace que el metabolismo funcione correctamente.

A pesar de todas las virtudes de este líquido vital a muchas personas les cuesta trabajo beber agua natural y para ellas te revelamos los siguientes consejos que pueden ayudarles a mejorar su consumo:

  • Al despertar cada mañana lo primero que debes de hacer es beber un gran vaso de agua., todas las personas amanecen deshidratadas, debido a que, durante la noche las células de la piel tiene su mayor actividad y absorben el agua que hay disponible en los tejidos. Beber un vaso de agua por la mañana te servirá para ir adecuadamente al baño.
  • Si lo que buscan es bajar de peso, un vaso de agua antes de cada comida es suficiente, debido a que los líquidos se comportan como sólidos en el estomago y esto dará una sensación de saciedad, por lo que comerá menos.
  • En lugar de café tome un vaso de agua cada hora mientras trabaja, así cumplirás con el consumo diario recomendado y lograra sentirse mejor.

Pérdida del Agua Corporal:

Cada día el organismo pierde agua de diferentes maneras:

  • Perspiración y transpiración: Son responsables de una pérdida aproximada de 0.5 a 1 litro de agua diario. La primera consiste en la eliminación de vapor de agua por la piel, sin sudor aparente. La segunda es la pérdida concreta de agua mediante el sudor de la piel.
  • Respiración: Al respirar se pierde alrededor de un cuarto de litro, por evaporación. Esta situación aumenta, con el tiempo frío, la altura y el esfuerzo físico.
  • Tubo digestivo: Con las heces se elimina alrededor de 200 ó 300 ml diarios de agua. Esto aumenta considerablemente cuando hay presencia de vómitos o diarrea.
  • Riñones: El mayor volumen de agua se elimina a través de la orina, entre 1 y 2 litros diarios dependiendo de la cantidad de líquido ingerido.

 

Quizás también te interese...

 

 

CAIFANES